Plantas: Laurel

El Laurel, cuyo nombre científico es Laurus nobilis, también es conocido como Laurel de cocina o Laurel europeo. Se trata de un árbol característico de la región Mediterránea que cuenta con hojas perennes, utilizadas habitualmente en gastronomía para aromatizar comidas o como planta ornamental.

La planta del Laurel también ha sido adoptada por la medicina debido a sus propiedades para estimular el apetito, como digestivo, carminativo y colagogo. Por otro lado, a partir de los frutos se obtiene un aceite esencial con el que se fabrica la “manteca de Laurel”, la que suele sugerirse para tratar inflamaciones, pediculosis y problemas osteoarticulares.

El árbol del Laurel se encuentra entre los denominados “siempreverde”, presenta un tronco recto, de corteza gris y con copa densa y oscura. La altura aproximada que pueden alcanzar se sitúa entre los 5 y los 10 metros. Las hojas de Laurel son simples, lanceoladas, alternas, con una consistencia coriácea y una longitud de entre 3 y 9 centímetros. Mientras que las flores suelen presentarse en grupo de hasta 6 ejemplares.

Se puede cultivar la planta de Laurel tanto por esquejes como por semillas, aunque esta última tendrá un proceso más lento. Es importante tener en cuenta que las heladas pueden llegar a afectar fuertemente a los cultivos y que este tipo de Laurel no debe ser confundido con el Laurel real o Laurel-cerezo (Prunus laurocerasus), con el que tiene gran similitud pero, a diferencia de éste, no es tóxico para las personas.

Finalmente, si el uso que planea darle al Laurel, tiene que ver con la cocina, es recomendable que evite utilizar insecticidas químicos para controlar la presencia de parásitos. Será mejor que recurra a los remedios ecológicos.

BUSCAR MÁS SOBRE FLORES Y PLANTAS EN GOOGLE